sábado, 6 de abril de 2013

Será que alguna vez...

En medio de un parque oscuro, sin gente, entre los sonidos lejanos de los que ríen, los que hablan y viven mirándose fijamente. En medio de esa soledad acompañada, heme aquí de nueva vez, esperando volver a verte entre las luces que acompañan el camino... Entre las sombras que forman tu silueta... Entre los árboles donde se esconde tu ser.


Ya de noche, una vez mas, estoy pidiendo por mirarte nuevamente a contraluz; el cielo que deja asomarse a la luna y las estrellas que alguna vez te regalara en medio de una noche como esta, acompañan mis rezos. Solamente una vez mas quiero ver tus ojos iluminados por la noche. Solo una vez mas.


Camino siguiendo el rumbo acostumbrado, buscándote por todos lados con la mirada triste y el semblante acongojado. Las farolas que alumbran el camino, el sonidos de mis pasos que resuenan con el eco de la soledad, me hacen preguntarme... ¿Será que alguna vez hubiera de encontrarte, cara a cara, mirándote de nuevo tu rostro angelical, para decirte lo mucho que te añoro?


¿Será que alguna vez, por coincidencia o por destino pudiera abrazarte, juntar mi pecho a tu oído y sintieras que mi corazón late, simplemente lo hace, por ti?


¿Será que alguna vez, en medio de esta gran Ciudad te encuentre, sentada en una banca mientras observas el atardecer para robarte un suspiro; eso mismo que dura la vida?


¿Será que alguna vez, como aquella vez, pueda besar tus labios rojos hasta perderme en el mar de tus ojos, y despertarme mirándote mientras duermes? ¿Acaso será posible?


Caminando sin rumbo, de nueva cuenta, cierro los ojos para pedir un deseo. Que la vida me ponga cara a cara frente a ti, para decirte lo mucho que te añoro... Lo mucho que te extraño. 


El eco de las voces lejanas en la calle, las luces de mi sendero que me llevan a seguir buscándote y mi terco afán por volver a verte hacen que me pierda de nueva cuenta entre las sombras de esta noche para seguir imaginando que pasaría, aunque solo el tiempo y la vida me darán las respuestas...


Como el viento, sin rumbo, voy caminando y meditando acerca de lo que será si alguna vez... 


Carlo Moreno-Jiménez (el Andariego)
Ciudad de México, a 30 de abril de 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario